Chuches en la mira

CINDY LUQUE J.

¿Sabías que cada español consume 2,7 kilos de caramelos al año? ¿Y que la mitad de los niños españoles toma golosinas al menos una vez por semana y uno de cada tres las come todos los días?

Las golosinas y las chuches son irresistibles. Ya sea por el sabor, por los colores y por las formas, son la tentación de pequeños y grandes. Pero comerlos supone añadir a nuestra alimentación más azúcares, grasas, aditivos y colorantes, que generalmente no se cuentan en la dieta diaria.

Y es más si la golosina la compramos a granel, como suele ser lo habitual, ni siquiera nos enteramos de los ingredientes ni del aporte energético que estamos ingiriendo.

La ley no obliga a informar del valor calórico de los alimentos. Ni empaquetados ni a granel. Pero sus componentes sí deben estar visibles para el comprador. Así lo marca la normativa de etiquetado -Real Decreto 1810/1991.

Esto es algo que, según las asociaciones de consumidores, se incumple sistemáticamente en la mayoría de las tiendas en las que se venden golosinas por pieza o gramos.

Saber los ingredientes de lo que nos llevamos a la boca es importante. No solo por ser conscientes de su contenido energético. También hay que tener en cuenta las posibles intolerancias que pueda provocar como por ejemplo a la lactosa o al gluten.

Los padres tienen que vigilar qué tipo de alimentos consumen sus hijos, y así eliminar el fantasma de la obesidad, la diabetes o las caries, porque las cifras son alarmantes: En España, el 63% de los hombres y el 45% de las mujeres tiene sobrepeso; el 33% de los niños padecen esta enfermedad.

Los datos hablan por sí solos: uno de cada tres menores de entre 13 y 14 años está por encima de su peso -una cifra que ha convertido a este país en el tercero de la OCDE con mayor sobrepeso infantil. Además,  la obesidad en niños y jóvenes se ha duplicado en 15 años.

Es por esto que la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (Ceaccu), reclama que se incluya la información de los ingredientes también en los productos a granel, sean golosinas u otros productos.

El consumidor necesita conocer la información relativa a los nutrientes cuyo exceso tiene repercusión negativa sobre su salud, como son el azúcar o la sal, presentes en todo tipo de golosinas u otros productos que se venden a granel, con el fin de cuantificar lo que está tomando, dicen desde Ceaccu.

El nuevo reglamento de información alimentaria al consumidor, que regulará el etiquetado nutricional europeo -aún pendiente de aprobación-, exigirá esa información (calorías, contenido de sal, azúcar, grasas, etc.) a todos los productos preenvasados. Pero aún no está claro qué pasará con los alimentos a granel. Si la nueva normativa no lo soluciona, será cada Estado miembro quien se encargue de decidir si exige que den esa información.

Anuncios

Un comentario en “Chuches en la mira

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s