DIARIO DE UNA PRIMERIZA: Cambios en nuestro cuerpo

Cindy Luque Juarez

 

Antes de quedarme embarazada pesaba entre 50 kilos y medio y 51 kilos. Ahora que han pasado cuatro meses y medio de embarazo peso 55 kilos. He ganado casi 1 kilo por mes. Creo que está bien este incremento de peso. Es que tampoco estoy comiendo “por dos ” como muchos dicen. Hasta el mismo médico dice que hay comer sano, pocas cantidades y varias veces. A mi, la verdad no me ha asustado demasiado subir de peso al quedarme embarazada, pero algunas mujeres sí le dan mucha pero mucha importancia a este tema.
El peso no es el único cambio que experimentamos durante este precioso periodo. Nuestro cuerpo sufre desde los primeros días muchos cambios. Pero no hay que preocuparse, porque no a todas les da lo mismo y tampoco es algo que dure para siempre. Todo volverá a la normalidad cuando después de los nueve meses tengamos en brazos a nuestro pequeño retoño.

A continuación hago una lista de algunos cambios que puedas estar experimentando al igual que yo.
caida-cabello-por-estres

Caída de cabello. Aunque no es frecuente se te puede caer el cabello. lo más probable es que esto suceda después del parto. Es mejor usar un shampoo suave y no cepillarse mucho el pelo.
Cambios en los pechos. La sensibilidad en los pechos es uno de los primeros síntomas del embarazo. Generalmente comienza entre la cuarta y la sexta semana del embarazo y persiste durante los primeros tres meses.

cambios-pecho-embarazo
Es normal que aumentemos una o dos tallas de sujetador. Es posible que sintamos picazón en los pechos a medida que se estira nuestra piel e incluso puede que aparezcan estrías.

Es bueno echarse cremas hidratantes en esta zona o cremas antipicazón que puede recetarnos el médico. A mi la “matrona” me ha recomendado un crema tipo aceite en spray que ayuda mucho contra la picazón y previene las estrías.

piel-crema-embarazo Muchas amigas que ya tienen bebés me han recomendado usarlas lo antes posible y sobre todo en la pancita y en los pechos que son los que más sufren con las estrías. Y eso si, si te pica esas zonas, aunque tengas muchas ganas de rascarte, no lo hagas. Aguanta!!!! Si lo haces, ayudas a que la piel se rompa y que se formen con más rapidez las estrías.

Quizá se nos vean las venas a través de la piel de los senos, y los pezones se agranden y oscurecerán.

Vientre. A muchas mujeres les aparecen estrías en el vientre, nalgas, caderas, pechos y muslos porque la piel se va estirando. Algunas pueden desaparecer con el tiempo, pero el mejor remedio para prevenirlos es hidratar esas zonas como cremas especiales y sobre todo no rascarse, eso empeora la cosa.
varices. A muchas mujeres les aparecen las varices por primera vez durante el embarazo o algunos descubrimos que empeoran durante estos meses de espera. A medida que el útero crece, ejerce presión sobre la vena grande del lado derecho del cuerpo (la vena cava inferior), lo cual a su vez aumenta la presión sobre las venas de las piernas. pies-hinchados-embarazo
La cantidad de sangre del cuerpo aumenta cuando estás embarazada, lo cual agrega carga a tus venas. Además, los niveles de progesterona suben, lo que hace que las paredes de los vasos sanguíneos se relajen.
Lo bueno es que las varices tienden a mejorar después de dar a luz. Pero mientras qué podemos hacer? Ejercicio todos los días. Aunque sea dar una vuelta a paso rápido. Permanecer dentro del peso recomendado. Levantar los pies y piernas siempre que se pueda. Cuando estés acostada, mantén los pies levantados sobre una almohada. No cruces las piernas o tobillos cuando estés sentada. Duerme sobre el lado izquierdo con los pies sobre una almohada.
Pies. Dependiendo el mes de embarazo, se pueden empezar a hinchar los pies debido a la retención de agua y quizá los zapatos te queden apretados. Es una buena excusa para ir a comprar zapatos nuevos.
manchaspiel-emabarazoManchas y cambios en la piel. Muchas mujeres de tez más oscura son más propensas a que les aparezcan manchas oscuras. Además, puede ser que la piel que de por sí tiene más pigmentación —como los pezones, pecas, cicatrices y la piel alrededor de los genitales— se ponga aún más oscura durante el embarazo. Esto también suele suceder en zonas propensas a los roces, como las axilas y la parte interna de los muslos.
Todo esto es el resultado de los cambios hormonales que se producen durante el embarazo, los cuales estimulan temporalmente la producción de melanina, la sustancia natural que le da color al cabello, la piel y los ojos. La exposición al sol también afecta. Por eso es importantísimo protegerse la cara con cremas con filtro solar altísimo ya sea en invierno o verano y no exponerse al sol en horas donde la radiación es más fuerte.
Yo recomiendo usar los protectores solares que vienen en maquillaje y con factor de más de 50. Todos los días, antes de salir de la casa, así no haya mucho sol.

Dientes y encías. No sé si a todas les pasa o ha pasado, pero a mí sí que me sucedió. En los primeros meses me empezaron a sangrar las encías al lavarme los dientes. A eso se sumó la inflamación de una de ellas. Parecía una bolsa hinchada que me incomodaba a la hora de comer. Fui al dentista y éste me hizo una limpieza completa; sin embargo, como no podía hacerme una radiografía porque aún no cumplía el primer trimestre de embarazo, no sabía si había alguna caries que estuviera infectando esa zona. Si con la limpieza no se desinflamaba la encía, tendría que volver para seguir revisándola. Menos mal que la limpieza bastó. Pero OJO que cuando estamos embarazadas hay que tener más cuidado con los dientes que sufren mucho.embarazo_molestias_sangrado_encias

Los especialistas dicen las encías inflamadas, sensibles y sangrantes son muy comunes durante el embarazo. Aproximadamente la mitad de las mujeres embarazadas tienen este problema, que se conoce como gingivitis del embarazo. Las encías sangran en el embarazo por el aumento de riego sanguíneo en todo el cuerpo, incluida la boca. Asimismo, la acidez que aumenta en este período hace que los dientes estén más debilitados

Por eso se recomienda visitar al dentista dos o tres veces durante el embarazo y después del parto. Además, hay que lavarse bien los dientes después de cada comida y pasarse la cera o hilo dental.

Anuncios

Un comentario en “DIARIO DE UNA PRIMERIZA: Cambios en nuestro cuerpo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s