DIARIO DE UNA PRIMERIZA: Contracciones

Cindy Luque Juarez

Hola a tod@s , he estado un poco desconectada del blog, pero ahora vuelvo para contarles cómo han ido estas semanas. Ya inicié las clases de educación maternal. clasesprepartoLas dos primeras han sido introductorias y nos han comentado los cambios físicos, psicológicos, sexuales y demás que sufrimos las embarazadas. También nos han hablado de algunas cosas que podríamos estar sintiendo o ya hemos sentido como son las palpitaciones, sensación de taquicardia, todo esto debido a la anemia que a muchas mujeres nos da durante el embarazo. Yo he pasado por estas experiencias y a veces las sigo teniendo, es una sensación rarísima. Como todo es nuevo, a veces llegas a agobiarte y sentir que algo malo pasa. Sin embargo, hay que recalcar que son normales. Es que estamos alimentando además de nuestro cuerpo, a otro ser pequeñito que consume todo de nosotras que somos su fuente de alimentación y de oxigeno.

contracciones-y-partoLa tercera clase si que ha sido más interesante. Nos han hablado de las contracciones. Muchas de nosotras sentimos ciertas cosillas en la barriguita: a veces una especie de cosquillas; otras, que la pancita se pone dura; algunas veces, que palpita mucho, y quizá confundimos estas sensaciones con las contracciones. Estas dudas fueron aclaradas en esta sesión muy interesante.

Las contracciones las podemos tener desde la novena semana, son mínimas e indoloras y con una frecuencia de entre 1 y 3 minutos. Estas se llaman contracciones de Álvarez. Hay otras más conocidas, las de Braxton-Hicks, que se pueden sentir desde la semana 16, tampoco duelen. Con estas hay una sensación de tensión en la parte alta del útero, como un bulto que recorre el abdomen de arriba hacia abajo, y duran entre 15 y 30 segundos.

Las contracciones que sí valen, las que te indican que empieza la labor de parto y con las que tienes que coger tu bolso e irte al hospital son aquellas que sí duelen, duran casi 1 minuto, son regulares y se dan cada 3 o 4 minutos. Estas empiezan desde la parte más alta de la pancita (la parte donde choca con el diafragma) y se irradia hacia los lados, hacia abajo y hacia los riñones. Algunas mujeres que ya han tenido hijos los comparan con un fortísimo dolor de menstruación.

Pero esto es solo el inicio de todo el proceso de parto, pues nos han informado las comadronas que un parto normalmente dura unas 12 horas y tiene diferentes fases. No quiero asustarl@s pero es mejor estar informad@s para saber que se nos viene.

early-labor-contractions_thumb– El periodo de latencia: Hay contracciones cada 15 minutos y éstas duran entre 30-35 segundos.

– Periodo de dilatación: 3 o 4 contracciones cada 10 minutos. Cada contracción dura aprox. 60 segundos y son intensas. Y para ir al hospital es necesario haber dilatado 3 cm.

– Expulsión

– Alumbramiento

– Post-parto: Sigue habiendo contracciones que ayudan a que el útero regrese a su posición original. Incluso es normal que cuando damos el pecho también tengamos algunas contracciones, eso sí éstas no son dolorosas.

Según lo que nos comentó la especialista, es mejor la regularidad de las contracciones que la intensidad. Si tenemos muchas contracciones en poco tiempo, podemos ir a urgencias a ver cuánto llevamos de dilatación. Los médicos dirán si nos quedamos o si volvemos a casa.

Una cosa que viene bien durante las contracciones es la relajación y la respiración. No agobiarse para no llegar cansadas a la sala donde tendremos que alumbrar es importante.sintomas-del-embarazo

Solo espero que todo lo que nos han enseñado sobre la respiración y relajación sirva el “Día D”, porque con el estrés, el dolor y el miedo se nos olvida todo. Por lo menos sé que tengo a mi esposo al lado para animarme y ayudarme a recordar estos pasos.

En la siguiente clase de educación maternal nos hablaran del parto. Ya contaré qué tal ha ido y cómo reacciona el papi con la información que nos den. Hasta la próxima.

Anuncios

2 comentarios en “DIARIO DE UNA PRIMERIZA: Contracciones

  1. Yo también creía que se me olvidaría todo llegado el momento, pero a la hora de la verdad, de pronto, todas las palabras de mi matrona fueron ordenándose en mi cabeza y los ejercicios y las respiraciones me salían solas (cosa que en las clases nunca conseguí!! jaja). Supongo que el instinto también nos ayuda mucho… Un post muy útil para otras embarazadas!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s