Remedios caseros contra picaduras de insectos

Llega el verano y mi querido hijo es “carne” apetecible de los mosquitos. No hay verano que no se salve de amanecer con alguna que otra picadura de estos insectos y que le genera muchas molestias como comezón, irritabilidad, y hasta no poder dormir tranquilo. Incluso, en alguna ocasión he tenido que llevarlo a la pediatra, porque las picaduras estaban muy pero muy inflamadas. Como ya me he cansado de verlo sucumbir cada verano ante los picotazos de estos fastidiosos mosquitos que se ceban con su pobre cuerpecito, he decidido tomar medidas preventivas.

A estos “bichillos trompeteros” podemos alejarlos usando algunas plantas que están a nuestro alcance y que desprenden algunos olores que les desagradan hasta el punto de espantarlos. Por ejemplo,  la lavanda y la albahaca son dos plantas que aunque no tienen olores desagradables para los humanos, sí son efectivos para ahuyentar a los pesados mosquitos. Si colocamos algunas macetas con estas      plantitas en algunas puertas y ventanas, evitaremos que estos “visitantes alados” invadan nuestra casa.

lavanda

También podemos conseguir la lavanda en esencia en los herbolarios.  En mi caso, después de cada baño, le pongo unas gotitas de aceite de lavanda a mi bebé en los pies, detrás de las orejas, en el pecho y en la frente, haciéndole suaves masajes. Esto le ayuda a relajarse antes de ir a la cama y a la vez protegerlo de los mosquitos. Y es que una de las propiedades de la lavanda es producir sueño, debido a que disminuye  nuestra frecuencia cardiaca y la presión arterial. Y en el caso de picaduras, va genial porque reduce la picazón, inflamación y enrojecimiento.

clavo y limón Siguiendo los consejos de mi hermana para repeler mosquitos, pondré en práctica otra receta: incrustar clavos de olor en medio limón. El limón contiene un compuesto  denominado azadiractina, que le da ese sabor amargo tan particular y que funciona como repelente natural. Como vemos, ésta es una buena manera, económica y  natural de combatir a estos insectos.

Con las altas temperaturas también empiezan a pulular otros insectos como las hormigas, las moscas y las cucarachas. Por más que tengamos la casa limpia  y bien desinfectada, no debemos sorprendernos de ver a alguno de estos bichos rondando por nuestro hogar.

 La citronela es muy eficaz para controlar las plagas de moscas. Y al igual que la lavanda, podemos usarla en esencia (aceite), poniendo unas gotas en las muñecas y  tobillos evitaremos y calmaremos la picadura de estos insectos.

Para ahuyentar a las hormigas, solo debemos colocar montoncitos de espliego en aquellos espacios de la casa donde suelen aparecer.

Y para las asquerosas cucarachas, un consejo de mi bisabuela política: poner ramas de laurel en las rendijas o agujeros por donde pasan estos insectos.

Ya estamos armad@s y preparad@s para darle guerra a estos fastidiosos insectos, y sobre todo de manera natural y sin contaminar el medio ambiente.

 

Anuncios

Infusión de jengibre para las náuseas

Hoy hablaba con un amiga que está embarazada y sufriendo con náuseas, y me acordé de esos primeros meses en los que yo también la pasé mal con estos síntomas. Recordé una receta súper práctica que me sentó muy bien para aliviar este malestar propio de las embarazadas: infusión de jengibre.

Otra buena amiga, Sussane, fue quién me dio la idea, me dijo que en su país- Estados Unidos- las mujeres embarazadas beben Ginger Ale (elaborado con jengibre) para quitarse las náuseas matutinas. Ella también lo toma cuando le afloran algunos problemas estomacales. Siguiendo sus consejos probé la bebida y dicho y hecho, me sentó de maravilla. Pero para ahorrar preferí hacerme la infusión en casa, mucho menos sabrosa, pero igual de efectiva.

Aunque hay muchas controversias sobre si el jengibre es o no seguro durante el embarazo, varios estudios en mujeres embarazadas indican que puede ser utilizado con seguridad sin ocasionar daño para el bebé. De todas maneras, si tienes dudas, consulta a tu médico antes de probarlo.

El jengibre no solo alivia las náuseas o vómitos, también ayuda a prevenir muchos problemas estomacales y gastrointestinales, tales como mareos, cólicos, malestar estomacal, gases, diarrea, etc. Además, es antiinflamatorio: muy útil en casos de reumatismo. Alivia dolores musculares y reumáticos. Es beneficioso para combatir enfermedades de las arterias coronarias. Ayuda a aliviar la gripe y la tos, entre otras muchas propiedades.

jengibre

Ingredientes para la infusión

-Raiz de jengibre (5 g.)
-Una cucharada de manzanilla o una rama de canela
-1 taza de agua.

Preparación

Introduce el jengibre rallado y la manzanilla en una taza de agua hirviendo. Déjalo reposar cinco minutos. Para finalizar, cuela la infusión .

Otra manera de incorporar el uso del jengibre en tus comidas es como ingrediente a la hora de preparar arroz blanco o tallarines. En el sofrito del arroz blanco o espaguetis echa un poco de raíz rallada de jengibre, verás que el sabor de tus comidas tendrá un toque más asiático y sabroso.