DIARIO DE UNA PRIMERIZA: Entre agujas y jarabes

Cindy Luque Juarez

La semana anterior la pasé entre agujas y jarabes. Debido a las palpitaciones que tenía en determinadas ocasiones me mandaron hacer un electrocardiograma para descartar cualquier problema del corazón, y un examen de sangre para ver cómo estaba mi tiroides. examen-sangreEso el jueves. Al día siguiente, tuve el examen de glucosa, un examen pesadito, pero necesario. Hay que ir muy temprano por la mañana al centro de salud para llevar una muestra (la primera del día) de orina y para sacarte más sangre. Luego de la primera muestra de sangre te hacen tomar un jarabe super dulce, parecido a la Fanta pero muy azucarado; luego, hay que esperar en reposo una hora. Pasado ese tiempo te vuelven a extraer sangre. jarabe-glucosa
Algunas amigas que ya tienen bebés me anticiparon que si el examen iba bien te ibas sin más ni más, de lo contrario te hacían tomar- una vez más- el dulcísimo jarabe. A mi no me dieron una segunda toma de jarabe y me indicaron que mi médico me diría cómo habían salido los exámenes  Mi médico ya me ha informado que todo está bien!! Una cosa menos.
Un apéndice sobre las palpitaciones. Yo no me había dado cuenta hasta ahora, quizá por el embarazo que nos hace más sensibles a todo- que algunas cosas que antes no nos afectaban ahora sí. Últimamente he tenido una avalancha de cosas, comentarios, o actitudes de gentes que han hecho que esas palpitaciones se incrementen. dibujo-silueta-embarazadaHay personas que no se dan cuenta que cuando una mujer está embrazada es más susceptible a todo (claro hay algunas mujeres que no les pasa y bien por ellas) y dicen cosas o tienen ciertas actitudes que pueden ser insignificantes para muchos pero que para la embarazada se magnifica. Yo ya he descubierto el Quid, la causa, de mis acelerones de corazón. Lo único que puedo hacer es, como me dijo mi médico en algún momento, “poner un escudo entre mi barriga (bebé) y el resto del mundo”. Eso es lo que estoy haciendo, es complicado para mi, pero es lo que me queda, con el apoyo de mi esposo estoy aprendiendo a que esas situaciones, comentarios o cosas dejen de afectarme y no darles importancia.
PERO OJO, hago un llamado a los que no llevan un bebé en sus entrañas en estos momentos, que sean más sensibles con las embarazadas.

Anuncios

DIARIO DE UNA PRIMERIZA: Con el corazón a mil

Cindy Luque Juarez

Cada embarazo, incluso en una misma mujer, es diferente. Para las primerizas como yo todo es nuevo, todo nos sorprende y muchas veces también nos asusta.

Estos últimos días han sido un poco difíciles, es que ya la pancita me ha crecido y se nota, ya pesa más, y sobre todo me cuesta respirar. En estos días he sentido que el corazón me va a mil por hora, súper acelerado, tanto que tengo que respirar profundamente para poder oxigenarme. Muchas amigas que han estado embarazadas dicen que es normal, que esto se pasa. Incluso los médicos indican que ahora mi corazón debe trabajar por dos. Todo eso lo sé, pero creo que, como muchas, hay cosas nuevas que aunque sean normales nos agobian. A mi me está pasando.
corazon_acelerado
Y las noches ahora se me están haciendo pesadas porque dormir boca arriba ya es imposible, y de costado me cansa. A veces despierto con dolor del lado donde he apoyado la barriguita. Menos mal que tengo mi apoyo incondicional a mi lado, mi esposo: que me relaja, me anima, me da masajes para quitarme el estrés, me hace mis infusiones relajantes, en definitiva, aunque no lleve la panza en su cuerpo…me ayuda a llevar los síntomas como si él mismo las viviera.
Para el dolor de espalda al dormir, me han recomendado mucho comprar una almohada que se adapte al cuerpo y que soporte la barriguita. bodypillowHoy hemos ido a buscarla y sinceramente, los precios no son económicos, son mas bien caros. Si la situación se mantiene, de todas maneras tendré que comprarme  una de esas almohadas que me ayuden en mis noches de desvelo.
Por cierto, acerca de esta angustia del peso y del corazón acelerado una amiga me ha dicho que cuando una está embarazada esto es parte del proceso, pero sobre todo cuando esperamos un niño, porque los varoncitos son más exigentes con la mami, incluso aún desde el vientre, “nos absorben más todo, las energías, la sangre, las vitaminas, etc.”‘ Me hizo gracia.
Espero que a otras primerizas les esté yendo mejor, porque como ya dije cada embarazo es diferente. Mucha fuerza a todas las futuras mamis!!!

DIARIO DE UNA PRIMERIZA: Bebé a la vista

Cindy Luque Juarez

Hola, vuelvo después de una larga temporada de mutismo absoluto pero es por una buena razón. Estaba pasando unos meses muy bonitos y de mucho cambio en mi vida. Cambios de dentro hacia fuera. Cambios que han hecho que mi cuerpo experimente una linda etapa que muchas mujeres ya han pasado, que otras están pasando y que muchas pasarán.

Estamos a la espera de nuestro primer bebé.

Y de ahora en adelante me gustaría, en la medida de lo posible, poder contar cómo van las cosas, cómo crece la pancita y cómo van los síntomas y todos esos cambios que las mamis en espera experimentamos. No pretendo que ésta sea una guía para nadie, solo quiero contar lo que día a día me pasa mientras experimento este maravilloso milagro de la vida.