“Mami yo tengo pene y tú tienes vagina”


 
Así clarito lo dice mi hijo. De un tiempo a esta parte lo repite y repite cual disco rayado. Se acuerda de toda su parentela: “mamá yo tengo pene, papá tiene pene, el  abuelo tiene pene, el hermano tiene pene, pero tu mami…..tú tienes vagiiiiiiinaaaaaa”. Así, como todos los niños, sin tapujos, sin vergüenzas, a voz en cuello, en la casa, en la calle, en el parque, para que todos lo sepan, por si no se habían dado cuenta aún. Y claro, aunque me hace gracia, la vergüenza nadie me la quita.
¿Les ha pasado con sus hijos? A mi mucho últimamente. Es que según dicen los psicólogos a partir de los tres años los niñ@s son capaces de distinguir, a su manera, si algo es de un sexo o de otro: a ellos mismos, a las personas que le rodean, las actividades, juguetes.Además, a esta edad empiezan a desarrollar una memoria selectiva acordándose sólo de las cosas que consideran de su género, porque éstas les importan más.
 
Obviamente en el colegio les enseñan a diferenciarse entre niños y niñas y en casa nos toca a los padres hablar de estos temas con naturalidad y creo que desde pequeños es mejor llamar a las cosas o partes del cuerpo por su respectivo nombre. A ver con qué cosa nueva viene mi hijo. Seguro no falta mucho para la pregunta del millón: ¿De dónde vienen los niños? Ya les contaré.
Anuncios

Nadie dijo que fuera fácil

 

img_20160908_094212774

Nadie dijo que fuera fácil, ni que todo fuera lindo, ni que fuese como lo pintan en las revistas. Ser madre es lo más hermoso que le puede pasar a una mujer, pero también puede ser estresante y cansado, sobre todo si lo eres por segunda vez.

img_20160819_102842799

Qué pasa cuando llegas a tu casa después de una cesárea, con el dolor de la operación y la incomodidad de la grapas, y tu pequeño bebé tiene hambre y aún no tienes la suficiente leche para saciar su hambre y se pone a llorar como un descosido mientras su hermano mayor aprovecha el mínimo descuido para darle un manotazo o un pellizco. Aunque quieras mantener la calma, la desesperación se apodera de todo tu ser. No tienes ni fuerzas ni ganas para calmarlos a todos. Lo único que haces es llorar de impotencia día tras día hasta que la situación va mejorando.  Y cuando crees que en algo mejora y ya la leche va saliendo, te das cuenta que tu bebé sufre con gases y con pequeños cólicos que hacen que no coma bien y llore y se desespere… Vuelves a estresarte y llorar con él.
 img_20160809_213713195
Pues así fueron mis dos primeras semanas como bimadre: estresada, cansada, agotada, dudaba de poder hacer bien mi papel de mamá, incluso tenía momentos en los que me preguntaba por qué me había metido en este berenjenal, con un hijo estaba bien, podía viajar, moverme, irme a comprar, etc. Mis primeros días de bimaternidad fueron largos y a pesar de tener el apoyo de mi esposo y la ayuda de mis  padres, me sentía fatal. Lo más próximo a un relajante para mi era una ducha fría, esos minutos bajo el agua se llevaban mi estrés y mis lágrimas.
Ya estamos por cumplir el segundo mes de estrenada bimaternidad y ya no lloro, me sigo estresando por momentos, sobre todo cuando mi hijo mayor se pone celoso y quiere pegar a su hermanito o cuando el pequeño coge la teta y luego la suelta, la coge y luego la suelta porque sufre de pequeños dolores supongo, y según su pediatra, por los gases. Pero ahí vamos, para adelante, esperando que todo fluya y mejoren las cosas. Por lo menos ahora que el mayor ha entrado al colegio, tengo un respiro.

Ideas para fiesta infantil marinera

Se acerca el cumpleaños de Andrés y desde semanas atrás venimos armando la fiestita de sus dos añitos. El año pasado le hicimos una fiesta marinera  y cuando fuimos a Lima a visitar a la familia sus abuelos y tía le hicieron otra fiesta de cumple con temática de Pocoyó. Tuvo dos celebraciones por su primer año.

En la primera fiestita yo me encargué de toda la decoración con ayuda de la familia, claro. Pero la idea y todo lo armé yo viendo  muchos ejemplos en Pinterest y en diferentes webs y creo que al final salió una linda reunión de familiares y amigos que se juntaron para celebrar el primer año de vida de mi hijo. Este año, sin embargo, todo girará en torno a Peppa Pig y su hermanito George. Ya te contaré los detalles. Por ahora te dejo algunas fotos del primer cumpleaños, por si  te interesan algunas ideas.
La celebración la hicimos en la casa de la playa, porque había más espacio.
Decoramos con globos, guirnaldas que hicimos a mano, pompones de papel que confeccionamos. Compré farolillos en los chinos en los que pegué la inicial del nombre de mi hijo. Los colores que elegí fueron el rojo, el azul y el blanco.
mesa fiesta infantil marinera
DSC_1895
Aquí algunas ideas para decorar la mesa:
– Puedes poner banderitas en los aperitivos. Yo los hice con folio blanco y los pinté con rayas azules y les pegué un palillo para pinchar en donde quisiera.
– También puedes jugar con colores de las frutas para hacer pinchos saludables.
– Escogí chuches con figuras de pulpos, estrellas de mar y en colores azul, rojo y blanco
– Hice unos plátanos piratas, pinté con un rotulador el ojo y el parche y los envolví en servilleta roja, como puedes ver.
– Tenía un cofrecito en el que metí unas cuantas monedas y unas conchas de mar que tenía.
– La tarta, como  no podía ser de otra manera, era de estilo marinero. Llevaba un osito marinero, un barquito y un flotador, todo en los colores que predominaban en la fiesta. La hizo mi amiga Steffie.
DSC_1902DSC_1949DSC_1907
DSC_1905
 Todos se divirtieron mucho porque mi amiga Susy me ayudó a hacer unos juegos para que interactuasen padres e hijos.
Y la piñata también fue la bomba.
DSC_1971 DSC_2032
Te dejo unas fotos de la fiestita de Lima, de Pocoyó, que le hicieron sus abuelit@s y tía. Ellos se encargaron de la decoración, sobre todo su tía Heidy que es una máquina haciendo decoración con globos. Estuvo llena de niñ@s, hubo payaso y pianista para amenizar la fiestita, piñata y muchos dulces y sorpresitas.
Confieso que echo de menos este tipo de fiestas infantiles, en Lima hay muchos lugares donde puedes comprar todo para decorar estas celebraciones y por precios muy económicos.
DSC_1183DSC_1179
Como ves la fiesta fue muy colorida, llena de detalles y muchos globos. Si te fijas en la foto de la piñata verás que no son como las que hay por aquí de cartón, allá las hacen de peluche que luego puedes quitar y guardar para que tu hij@ juegue con ellos.
DSC_1209
DSC_1187DSC_1382DSC_1243DSC_1212DSC_1304
Como ves con cosas muy sencillas y con el apoyo y cariño de toda la familia se puede hacer una fiestita muy linda para tu pequeñ@.

El boom de las guarderías bilingües

Desde hace más de un mes mi esposo y yo hemos decidido enviar a nuestro pequeño gigante de 20 meses a la guardería, claro ya para el siguiente año escolar que inicia en España en Septiembre. Menos mal que nos pusimos las pilas pronto, ya que algunas guarderías ya han cerrado inscripciones porque han completado sus plazas.

guareerias

Nuestro periplo nos ha llevado desde Internet, para ver la lista de guarderías cercanas, hasta la elección de tres guarderías próximas a nuestra casa. Sí, solo tres, porque no queremos liarnos viendo más para decidir con la cabeza más fría. Siguiendo las tendencias educativas, quisimos averiguar, sobre todo, cómo eran las guarderías bilingües que ahora están en racha y hay un boom de estos centros en toda España. El amigo de mi marido tiene a su niña de dos años en una guardería de este tipo y él le aconsejó que preguntara si las profesoras eran realmente nativas (inglesas), porque parece ser que eso es lo más importante que te puede ofrecer un centro de este tipo, que tu hijo esté expuesto todo el rato al inglés de la mano de una angloparlante.

Bueno, nosotros elegimos dos guarderías que no eran bilingües pero que sí daban clases de inglés a los chiquitines desde los 4 meses hasta los 3 años. La primera guardería que visitamos me gustó desde el primer momento por la cercanía de su directora, por el ambiente donde se mueven los niños, porque hubo feeling desde el principio. La segunda guardería que fuimos a ver era más espaciosa, la promotora muy amable, hablaba mucho de la psicomotricidad, pero lo que me echó para atrás fue lo triste que sentí el ambiente, un poco oscuro incluso.

Y por fin llegamos a la tercera, la bilingüe. Nos recibió una amable y seria señora que nos fue explicando cómo trabajaban con los niños. Desde el principio nos dejó claro que ellos son más que una guardería, que tienen unos horarios fijos de entrada y salida con el fin de respetar las clases iniciadas, que solo se hablaba a los niños en inglés. Según ella si se les hablaba en español los pequeños entenderían que podrían optar por el lado fácil: hablar en español-, que para los padres que no hablaban inglés había un par de docentes para comunicarles en la lengua castellana los avances o requerimientos de sus hijos. Sinceramente sentí que esto parecía más un internado, un centro más rígido que quizá está bien para los que les guste este tipo de educación, pero no era lo que estábamos buscando para mi hijo. Además, el precio era el doble de lo que los anteriores pedían.

guarderia

A ver, para gustos, colores. Habrá padres que les guste este tipo de guarderías, pero yo no quiero que mi hijo esté en un centro tan estricto. Yo quiero que se divierta, que descubra jugando, que sea estimulado con cariño (no quiero decir que en la guardería bilingüe no sean cariñosos), y que si en algún momento necesita ser consolado, abrazado por alguna responsable de su guardería, ésta lo haga como si fuera yo, no solo por compromiso o porque es su trabajo. Prefiero que mi hijo aprenda el inglés de a pocos diariamente y que se divierta en un centro donde desde el primer instante le han hecho sentir a él y a mi cobijados y queridos.

Yo he sido profesora de inglés de niños y sé muy bien cuáles son las ventajas de que un niño hable dos idiomas. Por ejemplo, la capacidad de comunicación con personas de distintas nacionalidades y un mayor acceso a la información global. El conocer dos culturas los enriquece. La diversidad que adquieren estimula su capacidad de desarrollo intelectual, y tienen más ventaja a la hora de buscar trabajo. Sin embargo, también sé que muchas veces los niños se cansan de las cosas que hacen repetidamente, actividades a los que los inscriben sus padres porque son ellos los que disponen de sus horarios y hasta de sus divertimentos, sin muchas veces consultar o conocer bien los gustos de sus crios.

En el caso de mi hijo, poco a poco irá mostrando sus aptitudes lingüísticas, por ahora yo seguiré hablándole en inglés en casa, poniéndole sus dibujos en inglés y tratando de hacer que este idioma sea algo divertido y no un aburrimiento que pueda llegar a detestar. Así es que como ven, no hemos seguido las tendencias (guardería bilingüe), mas bien optamos por la primera guardería que desde un principio nos entró por los ojos, pero sobre todo por el corazón.

En España hay un déficit en el aprendizaje y el habla del inglés, a diferencia de Latinoamérica donde la gente está empapada, para bien o para mal, de la cultura estadounidense y el inglés fluye muy bien gracias sobre todo a las series y películas en versión original subtituladas, a la música en inglés, etc. En cambio aquí, el doblaje de las películas y de las series, creo, que no beneficia en nada a que la gente pueda estar en contacto con este idioma.

El Ministerio de Educación se ha dado cuenta, un poco tarde quizá, de esta carencia y cada vez más se está extendiendo en España la enseñanza bilingüe no solo en los centros educativos privados, sino también en los públicos. Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid hay alrededor de 377 centros bilingües, en Andalucía son ya más de 800 y seguro que han ido en aumento.

¿Tu qué opinas de este boom de las guarderías bilingües? ¿Lo crees necesario?

 

 

Sopa de avena y espinacas

Siempre he cocinado de manera sana, pero después de tener a mi hijo lo hago con más conciencia aún. Trato de ponerle los mejores productos naturales y sobre todo muy variado para que tenga todos los nutrientes en cada plato que coma. Hoy quiero compartir contigo un plato que descubrí por la red y que he puesto en práctica ya varias veces, es la sopa de avena con espinacas. La avena es “la reina” de los cereales porque contiene una gran cantidad de hidratos de carbono, minerales, proteínas de alto valor biológico, hierro y fósforo que la hacen especial. Yo la empecé a usar en las comidas porque me lo recomendaron en el herbolario para calmar los nervios de mi pequeño hijo. Este cereal actúa como equilibrador del sistema nervioso, calma los estados de irritabilidad y de ansiedad leve, alivia el insomnio, aún en niños pequeños, y como decía mi mamá “serás más inteligente comiendo avena”. En resumen, la avena es es un alimento que relaja pero que también nos da energía.

Por su parte, la espinaca es un vegetal con propiedades antioxidantes que nos protegen del daño celular. Además, tiene una alta cantidad de minerales, vitaminas, potasio, manganeso, zinc, magnesio, hierro y calcio.

Bueno con todos estos beneficios no me pude resistir a hacer esta comida especialmente para mi bebé.

 

arvejas-sopa   INGREDIENTES

Avena, 3 cucharadas soperas

Espinaca, 50 gr.

Medio calabacín pequeño

1 zanahoria pequeña

Pollo (un muslo)

PREPARACIÓN

En una olla poner a hervir el muslo del pollo con agua, el calabacín y la zanahoria cortados en pequeños cuadraditos. Añadir sal al gusto.

Cuando las verduras y el pollo  estén cocidos, retirar el muslo y añadir la avena. dejar que hierva por unos 5 minutos más. Al final, añadir la          espinaca lavada y troceada. dejar un par de minutos más.

Puedes cortar la carne del pollo y agregarla a la sopa

 

 

Remedios caseros contra picaduras de insectos

Llega el verano y mi querido hijo es “carne” apetecible de los mosquitos. No hay verano que no se salve de amanecer con alguna que otra picadura de estos insectos y que le genera muchas molestias como comezón, irritabilidad, y hasta no poder dormir tranquilo. Incluso, en alguna ocasión he tenido que llevarlo a la pediatra, porque las picaduras estaban muy pero muy inflamadas. Como ya me he cansado de verlo sucumbir cada verano ante los picotazos de estos fastidiosos mosquitos que se ceban con su pobre cuerpecito, he decidido tomar medidas preventivas.

A estos “bichillos trompeteros” podemos alejarlos usando algunas plantas que están a nuestro alcance y que desprenden algunos olores que les desagradan hasta el punto de espantarlos. Por ejemplo,  la lavanda y la albahaca son dos plantas que aunque no tienen olores desagradables para los humanos, sí son efectivos para ahuyentar a los pesados mosquitos. Si colocamos algunas macetas con estas      plantitas en algunas puertas y ventanas, evitaremos que estos “visitantes alados” invadan nuestra casa.

lavanda

También podemos conseguir la lavanda en esencia en los herbolarios.  En mi caso, después de cada baño, le pongo unas gotitas de aceite de lavanda a mi bebé en los pies, detrás de las orejas, en el pecho y en la frente, haciéndole suaves masajes. Esto le ayuda a relajarse antes de ir a la cama y a la vez protegerlo de los mosquitos. Y es que una de las propiedades de la lavanda es producir sueño, debido a que disminuye  nuestra frecuencia cardiaca y la presión arterial. Y en el caso de picaduras, va genial porque reduce la picazón, inflamación y enrojecimiento.

clavo y limón Siguiendo los consejos de mi hermana para repeler mosquitos, pondré en práctica otra receta: incrustar clavos de olor en medio limón. El limón contiene un compuesto  denominado azadiractina, que le da ese sabor amargo tan particular y que funciona como repelente natural. Como vemos, ésta es una buena manera, económica y  natural de combatir a estos insectos.

Con las altas temperaturas también empiezan a pulular otros insectos como las hormigas, las moscas y las cucarachas. Por más que tengamos la casa limpia  y bien desinfectada, no debemos sorprendernos de ver a alguno de estos bichos rondando por nuestro hogar.

 La citronela es muy eficaz para controlar las plagas de moscas. Y al igual que la lavanda, podemos usarla en esencia (aceite), poniendo unas gotas en las muñecas y  tobillos evitaremos y calmaremos la picadura de estos insectos.

Para ahuyentar a las hormigas, solo debemos colocar montoncitos de espliego en aquellos espacios de la casa donde suelen aparecer.

Y para las asquerosas cucarachas, un consejo de mi bisabuela política: poner ramas de laurel en las rendijas o agujeros por donde pasan estos insectos.

Ya estamos armad@s y preparad@s para darle guerra a estos fastidiosos insectos, y sobre todo de manera natural y sin contaminar el medio ambiente.

 

Infusión de jengibre para las náuseas

Hoy hablaba con un amiga que está embarazada y sufriendo con náuseas, y me acordé de esos primeros meses en los que yo también la pasé mal con estos síntomas. Recordé una receta súper práctica que me sentó muy bien para aliviar este malestar propio de las embarazadas: infusión de jengibre.

Otra buena amiga, Sussane, fue quién me dio la idea, me dijo que en su país- Estados Unidos- las mujeres embarazadas beben Ginger Ale (elaborado con jengibre) para quitarse las náuseas matutinas. Ella también lo toma cuando le afloran algunos problemas estomacales. Siguiendo sus consejos probé la bebida y dicho y hecho, me sentó de maravilla. Pero para ahorrar preferí hacerme la infusión en casa, mucho menos sabrosa, pero igual de efectiva.

Aunque hay muchas controversias sobre si el jengibre es o no seguro durante el embarazo, varios estudios en mujeres embarazadas indican que puede ser utilizado con seguridad sin ocasionar daño para el bebé. De todas maneras, si tienes dudas, consulta a tu médico antes de probarlo.

El jengibre no solo alivia las náuseas o vómitos, también ayuda a prevenir muchos problemas estomacales y gastrointestinales, tales como mareos, cólicos, malestar estomacal, gases, diarrea, etc. Además, es antiinflamatorio: muy útil en casos de reumatismo. Alivia dolores musculares y reumáticos. Es beneficioso para combatir enfermedades de las arterias coronarias. Ayuda a aliviar la gripe y la tos, entre otras muchas propiedades.

jengibre

Ingredientes para la infusión

-Raiz de jengibre (5 g.)
-Una cucharada de manzanilla o una rama de canela
-1 taza de agua.

Preparación

Introduce el jengibre rallado y la manzanilla en una taza de agua hirviendo. Déjalo reposar cinco minutos. Para finalizar, cuela la infusión .

Otra manera de incorporar el uso del jengibre en tus comidas es como ingrediente a la hora de preparar arroz blanco o tallarines. En el sofrito del arroz blanco o espaguetis echa un poco de raíz rallada de jengibre, verás que el sabor de tus comidas tendrá un toque más asiático y sabroso.